Desarrolla tu Inteligencia financiera

inteligencia financiera
574 visitas

Inteligencia financiera, como seres humanos tenemos la capacidad de encontrar grandes oportunidades para mejorar nuestra vida y mas si nos educamos en finanzas.

Te voy a contar una anécdota sobre una manera de pensar que te va a cambiar la forma de ver y vivir tu vida de aquí en adelante.

La inteligencia financiera en un pueblo

Había una vez en un pueblo con poco acceso a los servicios más básicos como un buen camino y agua potable.

La comunidad realizaba grandes recorridos para hacerse de agua y de esta forma cada día se perdían de 3 a 4 horas por 30 litros.

2 compañeros en la escuela del pueblo, platicaron sobre el problema y cada uno propuso que lo iba a resolver haciendo un gran negocio.

Cuando terminaron el bachillerato, uno comenzó a ofrecer traer agua para la gente del pueblo cobrándoles una cantidad, y así estuvo varios años.

En cambio el otro se fue del pueblo a la ciudad a estudiar ingeniería, y así pasaron varios años.

Juan que se quedó en el pueblo vivió de acarrear agua y naturalmente sus fuerzas fueron mermando, su calidad de vida fue clase media baja.

Pedro al estudiar ingeniería también aprendió inteligencia financiera y se asesoro para hacer los cálculos del proyecto y la recuperación de la inversión.

El regreso

Pedro regreso al pueblo y realizo una junta con el alcalde y con el gerente del banco y solicito un préstamo.

De esta forma Pedro en compañía del alcalde dieron una presentación en el kiosko del pueblo para informarles del proyecto del acueducto para abastecer agua.

Al ver esto, Juan entro en urgencia y comenzó a contratar jóvenes del pueblo para que hicieran el trabajo de acarrear agua, mientras el ofrecía el servicio de entrega de agua.

Naturalmente paso el tiempo y Juan con su personal no se dio abasto, además los que trabajaban con el empezaron a desertar pues es pesado acarrear agua.

El mundo se le venia abajo, incluyendo que sus ganancias nunca fueron suficientes, además de el incumplimiento de los compromisos contraídos.

Después de 8 meses finalmente quedo terminado el acueducto, mismo que surtiría de agua no solo al pueblo sino también a los campesinos.

Así comenzó el principio del fin para Juan y su pequeña empresa, misma que nunca le ofreció espacio para vacaciones ni plan de ahorro.

En cambio para Pedro fue una empresa que ofreció el servicio de agua a menos del 10% de costo, sin ningún esfuerzo humano.

Al cabo de 18 meses se liquido el préstamo, Pedro tiene una empresa muy lucrativa y tiempo para realizar nuevos proyectos.

Conclusión de inteligencia financiera

La educación y el aprendizaje en el ámbito financiero nos ofrece la oportunidad de una mejor vida y mejores oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.